Nuestro equipaje es un factor clave y estarás de acuerdo con nosotros en que forma parte de la aventura. Para viajar a un país nuevo la preparación previa es importante. Hoy en día, las compañías aéreas tienen sus propias políticas de viajes y eso conlleva que no todas oferten las mismas condiciones al comprar el billete. Nuestro consejo es: antes de empezar a empacar piensa en lo que te puedes llevar.

 

EL TAMAÑO DE TU MALETA

Lo primero que debes revisar es la medida y peso de las maletas. Si tu estancia va a ser larga y crees que vas a necesitar llevar más bultos de los que ofrece tu billete podría ser más rentable que cambiases tu billete a una categoría superior (plus o business). En la mayoría de las compañías es superior el coste de una maleta extra que el coste por cambio de billete. Además, el viaje será mucho más cómodo y disfrutarás de mejores servicios.

Llegados a este punto en el que somos conscientes del peso que podemos facturar y las dimensiones de nuestras maletas surge la gran pregunta… ¿Qué es imprescindible?

 

¿QUÉ TIPO DE ROPA ME LLEVO?

En Vancouver varía el clima dependiendo de la estación en la que nos encontremos. El invierno en Canadá es frío, pero aquí va la buena noticia: ¡Vancouver es la ciudad más cálida del país!… eso sí, recuerda que llueve con un promedio de 160 días al año.

De diciembre a febrero la lluvia se convierte en nieve, puedes estar tranquilo… las temperaturas en la ciudad no son inferiores a -3 grados. Es uno de los motivos por el que Vancouver atrae a muchos apasionados por el esquí y el snowboard. Sí tú eres uno de ellos te recomiendo que te lleves tu propio material de esquí, desde camisetas, mallas y calcetines térmicos hasta tus botas y esquíes. Sí nunca te han llamado la atención estos dos deportes puedes hacer excursiones con motos de nieve mientras disfrutas de paisajes nevados, pescar en lagos helados, ir en trineo arrastrado por perros y muchas otras más actividades únicas.

En primavera la temperatura oscila entre los 14 y los 20 grados, la brisa marina se empieza a disfrutar, los árboles florecen y avivan la ciudad, los paseos por la playa viendo las montañas te transmiten buenas vibraciones y así es como se disfruta de la naturaleza. Pero no te olvides nunca del refrán “hasta el 40 de mayo no te quites el sayo”. El tiempo es incierto y tenemos que ser prevenidos… El paraguas no se nos puede olvidar y en este caso nos debemos llevar en la maleta alguna que otra prenda de entre tiempo, un corta vientos, botas de agua, gafas de sol, gorras, camisetas de manga corta, algún fular, chaquetas y el abrigo (por la noche no te vendrá nada mal).

En verano la temperatura media es de 23-30 grados por lo que nuestra recomendación es similar a la de primavera, solo que además deberías poner tus bañadores, bikinis, toallas y cremas de sol para poder disfrutar de las playas y piscinas… ¡y olvídate del abrigo! Sí tu idea es aprovechar y viajar por el país no te olvides del repelente de mosquitos… y que estás en un país “Bear Country” por tanto te debes de comprar un espray anti-osos. ¡NO ES BROMA!

Las temperaturas en otoño son variables, en octubre las temperaturas disminuyen y hacia mediados de noviembre hasta marzo son los meses de mayor llovizna. ¡Hay muchas maneras de disfrutar la lluvia y la primera es que podrás disfrutar de un paisaje lleno de colores vivos en el que destacan los amarillos y rojizos! En la maleta no nos podremos olvidar el paraguas, el chubasquero y algo de calzado impermeable.

 

EL ENCHUFE CANADIENSE

Hay que acordarse de que no en todo el mundo se usan los mismos voltajes y tipos de enchufes. El voltaje que se utiliza en Canadá es de 120V por lo que vas a necesitar un adaptador para tus aparatos electrónicos. Algunos secadores de pelo, maquinillas de afeitar, cargadores de ordenador pueden necesitar además del adaptador un transformador de energía.

 

¿ESTÁ TODO PERMITIDO?

La respuesta es no. Aquí te dejamos un enlace para saber todo lo que está permitido llevar o no cuando vas a Canadá. Si eres fumador debes saber que una cajetilla de tabaco en Canadá tiene un precio de entre 12 y 15 dólares. Puedes traer hasta 200 cigarrillos y 200 gramos de tabaco de liar.

En cuanto al dinero, puedes traer hasta CAD $10,000 sin declarar. Puedes mirar el tipo de cambio en este enlace.

En lo referente a comida, plantas y animales, los embutidos no están permitidos, sin embargo, el queso sí. Sí eres apasionado del jamón te recomiendo que entres en la página del gobierno de Canadá y descubras que marcas te dejan llevar siempre y cuando estén en la maleta de mano; sí lo eres de los quesos, debes saber que en Canadá una pieza de 250- 300 gr. tiene un precio medio que ronda los 10- 20 dólares dependiendo de la variedad que te guste. Puedes ver las cantidades permitidas aquí.

 

¡NO OLVIDES TUS DOCUMENTOS!

Por último y más importante tienes que llevar toda tu documentación en vigor y que la fecha de validez de tu pasaporte y documento de identidad cubra al menos el periodo en el que tienes planeado estudiar o trabajar en Canadá, sí llevas idea de prolongar tu estancia cuanto más tarde se caduquen mejor.

Tampoco te puedes olvidar de:

  • Carné de conducir internacional e historial de conducción (te permitirá conducir durante los tres primeros meses de estancia)
  • DNI electrónico y Certificado de Personas Físicas para hacer trámites online en tu país, o bien puedes adjudicar tus poderes notariales a algún familiar o persona de confianza.
  • Copias del certificado de nacimiento, matrimonio, antecedentes penales y títulos académicos traducidos y compulsados.
  • Carta de aceptación de la escuela sí vas a estudiar o realizar un Co-op en un Collegue o en una universidad.

¡Ya estás listo! ¡Que tengas mucha suerte en tu nueva aventura! Y recuerda que nosotros te ayudamos con todo lo que necesites, de hecho al llegar a Vancouver te estará esperando Marta Arana, Student Counselor que te dará la welcome cuando aterrices y te echará una mano con todo lo que necesites.

 

CONTACTA CON NOSOTROS
Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
Global Way